La forma de viajar, especialmente la de los más jóvenes, está cambiando a marchas forzadas en los últimos años. La irrupción de las aplicaciones móviles ha marcado un antes y un después, y empieza a ser raro ver turistas manejándose con un mapa de papel. Te contamos cuáles son en nuestra opinión las fundamentales, para que no tengas que usar la memoria de tu teléfono a lo tonto.

Antes del viaje, te recomendamos Hopper. Esta aplicación analiza multitud de vuelos y predice cómo oscilarán los precios para así avisarte del mejor momento para comprar. Es gratuita.

A casi todos se nos da mal preparar el equipaje. No es raro sorprendernos al llegar al destino al descubrir que nos hemos olvidado un sinfín de cosas imprescindibles. Para que puedas organizar la maleta y hacer listas de qué te llevas de vacaciones, te recomendamos PackPoint.

Cuando uno se escapa unos días de vacaciones, tampoco está de más tener pensado cómo va a emplear el tiempo de descanso ―¡no todo va a ser patear!―. Para esos tiempos muertos, te recomendamos las apps de casinos en línea. Muchas veces no es necesario apostar dinero real, y te garantizamos que vas a pasar un buen rato. Puedes encontrar más información sobre estas aplicaciones en este enlace.

¿Quién no ha fantaseado nunca con hablar cualquier idioma para poder comunicarse en viajes al extranjero? Sí, hoy en día mucha gente habla inglés, pero a veces no basta con eso. SayHi Translate te ayuda a traducir conversaciones de forma simultánea.

Una de las aplicaciones que quedaron finalistas en la edición de este año de Fitur fue Hundred Rooms. Este programa permite comparar el precio de más de seis millones de apartamentos en alquiler de todo el mundo, y si no encuentras lo que buscas en Hundred Rooms existen muchos más buscadores de alojamiento.

Cuando hayas recuperado fuerzas en la tranquilidad de tu apartamento, ¿qué te parece un plan de ocio? Fever Up y Culturtickets te ofrecen planes de ocio personalizados (en el caso de la primera) y reúnen la oferta de museos de todo el mundo, así como un mapa de Google en el que figuran las opciones culturales más cercanas a la ubicación del usuario (en el caso de la segunda).

Para que tu familia y amigos no se pierdan detalle de tu viaje ―y tú puedas recordarlo una vez que hayas vuelto a casa―, te recomendamos aplicaciones como Instagram, que te dan la opción de poner filtros a tus fotos, mostrar la ubicación de dónde fueron tomadas y recibir likes de tus seguidores.

Viajar en bicicleta dará calma a tu espíritu y cuidará del mundo. (Fotografía de Javier Bicicleting)