Inicio » Reportajes sobre Madrid » 10 teatros en Madrid que te sorprenderán

Elegir 10 teatros en Madrid sorprendentes, en una ciudad donde las salas se cuentan por decenas, resulta una tarea ímproba. De hecho, cada uno de los aficionados al teatro podría fabricar su particular lista, al igual que ocurre en el fútbol; cada forofo diseña su prototipo de equipo para jugar en la selección española.

En esta ocasión nos vamos a centrar en esos teatros en Madrid que por un motivo u otro nos sorprenden. Porque el teatro no es solamente el espectáculo que disfrutamos desde el patio de butacas. La experiencia teatral se vive desde el mismo momento en que nos interesamos por una propuesta escénica; continúa en el proceso de compra de entradas; pasa por la arquitectura y decoración que envuelve nuestra visita al espacio, por el personal que nos recibe… y tantas y tantas veces queda durante días en el poso de nuestra memoria. Teniendo en cuenta todas estas premisas, y siendo conscientes de que quedan algunos fuera, allá van nuestras recomendaciones.

Teatros en Madrid que merecen una visita

1. La pensión de las pulgas: experiencias teatrales únicas

En el 48 de la calle de Huertas, antigua casa de la bella Chelito -la primera mujer española empresaria teatral-, abrió su puerta esta original sala, en noviembre de 2013. Tras el aldabonazo que La casa de la portera dio en los círculos teatrales hace dos años, el tándem  José Martret y Alberto Puraenvidia inauguran este nuevo proyecto con MBIG, una excelente versión descontextualizada del Macbeth de Shakespeare. Sin duda, una experiencia única que 35 espectadores respiran a tan solo unos palmos, y que marca la diferencia con respecto a los clásicos teatros en Madrid dispuestos a la italiana.

2. Microteatro por dinero: 15 minutos – 15 personas – 15 m²

Simultáneamente se pueden estar representando cinco micro obras en sendas salas de no más de 15 metros cuadrados, durante un tiempo máximo de 15 minutos, y para un total de 15 personas. Este es el concepto teatral con el que arrancó cerca de cuatro años atrás este proyecto en la calle Loreto y Chicote, 9, y que fue todo un bombazo que consiguió crear nuevo público de teatro en Madrid por su precio asequible, entre otras peculiaridades. Allí hemos visto nacer algunas propuestas que luego crecieron en formato gracias a su exhibición en otros teatros en Madrid o en España, como la bella En Construcción, dirigida por Tristán Ulloa,

3. El Sol de York: conexión espectador-artista

Teatro, sí; pero también cine, exposiciones, cursos de formación, residencias de artistas o alquiler de espacios son algunas de las actividades que se desarrollan en este pequeño gran teatro en Madrid (700 metros cuadrados), ubicado en pleno barrio de Chamberí (Arapiles, 16).  Con 170 butacas en su sala de exhibición, abrió sus puertas hace poco más de un año sabiendo escuchar muy bien las demandas de un público inquieto, al tiempo que daba espacio a las necesidades artísticas de muchos profesionales. A petición del público teatrero, por ejemplo, la sala repuso Muda, del imprescindible director argentino Pablo Messiez.

4. Teatro Guindalera: teatro de culto creado en familia

La sala decana del teatro vinculado al barrio cumple 10 años llevando por bandera la minuciosa elección de los textos y la calidad artística de las producciones que se exhiben ante no más de 80 personas por función. Un número muy reducido de espectadores que devienen en incondicionales, y en el que la familia Pastor-Valentín se apoya para mantener vivo el sueño en la calle Martínez Izquierdo, 20. Apadrinar una butaca o convertirse en micromecenas permite al público perpetuar los brindis con licor de guindas tras finalizar cada función. En esta misma línea trabajan salas como la Kubik Fabrik, emplazada en una antigua nave industrial de Usera. A través del proyecto Croquis, por ejemplo, las compañías muestren fragmentos de un espectáculo en fase de creación y  el espectador puede opinar sobre el rumbo del mismo.

5. Teatro Lara: la Bombonera

Envidia tenemos de ese palco real que todavía se conserva y que tantas veces ocuparon Alfonso XII y XIII, por la de anécdotas que habrá contemplado desde su inauguración en 1880. Ubicado en la Corredera Baja de San Pablo, 15, es sin duda uno de los teatros en Madrid con más encanto. La singular belleza de un patio de butacas con cabida para 460 espectadores le llevó a ser bautizado como La Bombonera; nos quedamos, sin embargo, con el amplio salón de entrada salpicado de columnas de fundición, conocido popularmente como el hall del Lara. En ese espacio se han fraguado éxitos como La función por hacer, de Miguel del Arco, posteriormente incluido en la cartelera del Teatro Español y recientemente programado por el también encantador Teatro Abadía.

6. Teatros del Canal: el teatro de todos

Difícil encontrar otro espacio de similares características entre los muchos teatros en Madrid en cuanto a su política de programación. En sus tres salas (Roja, Verde y Negra) el público puede disfrutar de las artes escénicas en cualquiera de sus disciplinas: teatro, danza, conciertos, musicales, circo, zarzuela, ópera, espectáculos infantiles… Ninguna propuesta artística se resiste a este espacio de 37.000 metros cuadrados ubicado en Cea Bermúdez, 1, que en febrero de 2014 cumple cinco años. Como teatro público, su filosofía promueve que todos los ciudadanos-contribuyentes, independientemente de sus gustos, puedan encontrar al menos un par de propuestas interesantes cada temporada.

7. Teatro del Barrio: crear cultura desde la política y la fiesta

La antigua Sala Triángulo, ubicada en la calle Zurita, 20, (Lavapiés) ha pasado a ser a finales de 2013 una cooperativa de consumo cultural sin ánimo de lucro. Continúa así en la estela con la que meses antes la Sala Mirador se replanteaba su modelo de programación, con el actor Juan Diego Botto al frente, bajo el lema “Cuando el Parlamento es un teatro, los teatros deben ser parlamentos”. A través de las obras teatrales, la poesía, talleres, baile y la Universidad del Barrio se dibuja un nuevo modelo de participación ciudadana en estos peculiares teatros en Madrid.

8. Teatro Español: el más antiguo de todos los teatros en Madrid

A mediados del siglo XVI comenzaron a representarse en este corral de comedias de la calle del Príncipe algunas piezas que con los años se convertirían en grandes clásicos de la literatura española. Desde entonces, y sobreviviendo a varios incendios y 14 grandes rehabilitaciones, este histórico y bello teatro ha visto sobre sus tablas a los más grandes artistas de la escena española e internacional. En su escenario se han representado obras de todos los grandes autores españoles como Valle-Inclán, Galdós, García-Lorca, Buero Vallejo, Benavente o Mihura, a lo que contribuyeron algunos de sus directores como José Tamayo, Adolfo Marsillach, Miguel Narros, Gustavo Pérez Puig o Mario Gas.

9. Teatro Circo Price: escenario 360º

El número 35 de la Roda de Atocha es la tercera ubicación del conocido circo estable de Madrid, desde su primera y discontinua apertura en 1868. Su pista circular, única entre todos los teatros en Madrid, ofrece un potencial infinito. En este circo no encontraremos elefantes, tigres o panteras, como en aquellos que montan y desmontan su carpa viajando de pueblo en pueblo. Sí podemos disfrutar aquí de increíbles acróbatas, malabaristas, equilibristas… de los mejores espectáculos y compañías del mundo, como la magnífica Circa. El Price se ha popularizado también por sus conciertos, con un aforo que puede alcanzar las 2.200 localidades.

10. Teatro Real: el teatro de la ópera

Sin ninguna duda, uno de los teatros en Madrid que más sorprenden al público arquitectónicamente es este majestuoso coliseo situado frente al Palacio Real. Es inevitable mirar con los ojos abiertos de par en par hacia cada uno de sus rincones nada más atravesar sus arcos de entrada. Pero el Teatro Real también ha sorprendido a su público fiel en los últimos años cultivando tanto el repertorio lírico tradicional como las tendencias de vanguardia más arriesgadas a nivel operístico. Para quienes creen que sus entradas solo están al alcance de unos pocos, recomendamos la compra anticipada, con precios asequibles a muchos bolsillos; eso sí, para disfrutar desde las alturas.

Esta lista con los teatros en Madrid más singulares la hemos iniciado nosotros y seguro que echas de menos alguno. ¿Nos ayudas a completarla con los teatros que más te han sorprendido?

Autor

María José López

Periodista licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, con diez años de experiencia en gestión de la comunicación en organizaciones culturales. Actualmente, es responsable de comunicación online en los Teatros del Canal de Madrid. Apasionada de las artes escénicas y el marketing digital, da rienda suelta a sus ocurrencias en el blog teatrera.com.

Visita 360º