Plaza Mayor de Madrid en Navidad

    » Camino de Santiago » Madrid Capital » Ruta de los Palacios y Monasterios » Ruta de los Puentes

Durante las navidades la Plaza Mayor de Madrid se convierte en uno de los mayores reclamos de turismo de Madrid. Durante las fiestas navideñas la Plaza se convierte en un mercado típico de productos de decoración navideña.

En sus inicios la Plaza Mayor estaba situada fuera del recinto de la población y puede ser considerada como la obra más importante del urbanismo de los Austrias.

El nombre de la plaza ha variado a lo largo de la historia, del primigenio nombre de Plaza del Arrabal pasó a llamarse Plaza Mayor.

En 1812, cumpliendo el decreto que disponía que todas la plazas mayores de España pasasen a llamarse Plaza de la Constitución, cambió de nombre, pero solo duraría hasta 1814, año en que pasó a llamarse Plaza Real. Recuperó el nombre de Plaza de la Constitución en los períodos de 1820 a 1823, de 1833 a 1835 y de 1840 a 1843.

En 1873, cambió su nombre por el de Plaza de la República, y otra vez a Plaza de la Constitución desde la Restauración de Alfonso XII en 1876 hasta la Dictadura de Primo de Rivera en 1923. Tras la proclamación de la II República se volvió a cambiar al nombre de Plaza de la Constitución hasta el final de la Guerra Civil española cuando se recupera el popular nombre de Plaza Mayor, nombre que perdura hasta la actualidad.

Los orígenes de la plaza Mayor se remontan a la época de los Trastámara. En la antigua laguna de Luján, desecada, se instaló una plaza, llamada plaza del Arrabal durante el reinado de Juan II. Bajo sus soportales de madera se reunían los comerciantes judíos para intercambiar sus productos.

En 1532 Felipe II inició su remodelación encomendando la tarea a Juan de Herrera, ya recibió el nombre de plaza Mayor y se celebraron las primeras corridas de toros. La plaza actual corresponde a la reforma de Felipe III, llevada a cabo en 1617 por el arquitecto real don Juan Gómez de la Mora. La inauguración tuvo lugar en 1620 con motivo de la beatificación de San Isidro, patrono de Madrid.

El último de los tres grandes incendios que sufrió la plaza (1631, 1672 y 1790)obligó a reformarla por completo en 1854. Juan de Villanueva, arquitecto que se ocupó de los trabajos, respetó escrupulosamente el trazado original de Gómez de Mora, aunque uniformó las alturas de los pisos de las fachadas igualándolos a la altura de la Casa de la Panadería y la dejó completamente cerrada. Actualmente mide 120 metros de largo por 94 de ancho. El amplio rectángulo que constituye la Plaza Mayor está rodeado por una serie uniforme de edificios porticados.

Algunos de sus edificios conservan nombres: en la parte norte está la casa de la Carnicería y en la sur la casa de la Panadería, cuyos nombres aluden directamente a los productos que en ellas se almacenaban. La más interesante, la casa de la Panadería, corresponde a la época de los Austrias, fue el primer edificio que se levantó en este lugar. Reconstruida tras el último incendio por don Juan de Villanueva, en estilo neoclásico, muestra bellas pinturas murales en la fachada repintadas entre 1990 y 1992 por el artista Carlos Franco. Su fachada se abre mediante un balcón central destinado al servicio del rey para contemplar los espectáculos que se celebraban en la plaza. Sobre el balcón aparece un escudo obra de Barbieri. En el interior destaca el salón Real, con pinturas al fresco, obra de Claudio Coello, y un zócalo de azulejería con motivos barrocos. En la casa de la Carnicería se encuentra actualmente las dependencias de la Junta Municipal del Distrito Centro.

Ha sido el centro y pilar de la Villa durante más de cuatro siglos. La plaza ha acogido desde canonizaciones hasta la celebración de autos de fe de la Inquisición, ejecuciones públicas, corridas de toros, representaciones teatrales o, incluso, coronaciones reales.

Hoy en día, junto al placer de la contemplación arquitectónica, también se puede disfrutar de los numerosos bares de tapas, de sus animadas terrazas o de sus singulares tiendas.

Los domingos la plaza Mayor se convierte en centro de reunión de la cultura popular y bajo sus soportales se intercambian o se compran sellos y monedas, cuadros… Durante las fiestas de Navidad acoge cientos de casetas que ofrecen belenes, figuritas, abetos, musgo…

La plaza está presidida por la estatua ecuestre de Felipe lll, realizada en 1616 por Juan de Bolonia y Pietro Tacca. Fue situada en la plaza en 1847, por iniciativa de Mesonero Romanos, uno de los grandes cronistas de la ciudad de Madrid.

Fotos de Plaza Mayor de Madrid en Navidad

¿Quieres valorar y comentar sobre este lugar?