Parque de El Retiro

    » Camino de Santiago » Madrid Capital » Ruta de los Palacios y Monasterios » Ruta de los Puentes

     

Una visita al Parque del Retiro le acercará a la historia, la arquitectura, la botánica y el arte de Madrid. Pero quizá le resulte más interesante contemplar las diversas actividades que acoge, pues verá gente a la sombra de los árboles practicando tai-chi o jugando al ajedrez y tocando la guitarra o unos bongos. Los fines de semana, en diversos puntos, se reúnen miembros de comunidades extranjeras, latinoamericanos sobre todo, y grupos de catalanes entregados a su danza tradicional en la Glorieta de la Sardana.

Todas estas actividades no son nada comparadas con los variopintos espectáculos de fuegos artificiales, justas y conciertos que se celebraban en la época en que se inauguró el palacio del Buen Retiro en 1635, en cuyo estanque, sobre un escenario flotante, se representaban obras de Calderón de la Barca, Lope de Vega y otros dramaturgos del Siglo de Oro.

Los jardines se construyeron en un momento de crisis económica y de decadencia imperial. Para distraer al rey Felipe IV de las preocupaciones que le ocasionaba esta situación, su valido, el conde-duque de Olivares mandó construir este palacio y su complejo, que satisficieron por completo al monarca.

El parque se extiende en un espacio rectangular de 118 hay cuenta con unos 15.000 árboles. Aunque ha experimentado grandes cambios a lo largo de los siglos, sobre todo como consecuencia de los daños sufridos durante las sucesivas guerras, conserva casi intacto su antiguo trazado, del que subsisten ciertos rasgos fundacionales.

La entrada más concurrida es la de la esquina noroeste, por la Puerta de Alcalá. El paseo de ingreso, en la Avenida de México, conduce en sentido diagonal a la Fuente de los Galápagos, ornamentada con tortugas, ranas y delfines, obra de Francisco Javier de Mariátegui en 1831 y encargada por Fernando VII para celebrar el primer cumpleaños de su hija Isabel.

Inmediatamente al sur de la fuente está el estanque rectangular excavado durante el trazado de los jardines en el siglo XVII. Además de representaciones teatrales, se celebraron en él simulacros de batallas navales. En 2003 fue vaciado para limpiarlo, y se construyó un nuevo embarcadero. Sobre el agua se refleja el Monumento a Alfonso XII, obra de Josep Grases i Riera, terminado en 1922. La estatua ecuestre del rey, obra de Mariano de Benlliure, ocupa el centro con el telón de fondo de la columnata semicircular.

El paseo que rodea el estanque, llamado el Salón del Estanque, suele estar lleno de músicos callejeros, mimos, adivinos del tarot y titiriteros. A la derecha se encuentra el paseo conocido como Paseo de las Estatuas, aunque su nombre oficial es de Argentina, bordeado de estatuas el siglo XVIII que originalmente estaban destinadas a la fachada el Palacio Real. Al fondo del Salón del Estanque, en su esquina suroeste, se alza la Fuente de la Alcachofa, obra de Ventura Rodríguez en el siglo XVIII. Una vez concluida la remodelación del Paseo del Prado, la fuente recuperará su emplazamiento primitivo, en el extremo sur que ahora ocupa una réplica.

Si gira a la derecha, mirando al centro de la ciudad, llegará al Parterre de trazado simétrico, inspirado en el de Versalles. Construido durante el reinado de Felipe V, en el siglo XVIII, formaba parte de un proyecto no realizado para un nuevo palacio. Aunque los árboles y las plantas se han renovado varias veces, algunos ejemplares son los originales, como unos cipreses mexicanos de más de 400 años supuestamente traídos a España por el conquistador Hernán Cortés (1485-1547). La puerta de entrada barroca data de 1680 y formaba parte del palacio del Buen Retiro. En la fuente de la Alcachofa arranca el Paseo de la República de Cuba, en dirección sur. En la zona de la izquierda hay dos pabellones, obra de Ricardo Velázquez Bosco en la década de 1880. El Palacio de Velázquez es una construcción de ladrillo de color y azulejos que en 1883 se destinó a albergar una exposición sobre minería. Aquí se exhibieron diversas obras que ahora aloja el Reina Sofia.

A poca distancia, en dirección sur, se encuentra el Palacio de Cristal, un elegante edificio de hierro y cristal, inspirado en los de Londres y Kiev, construido en 1887 para una exposición de plantas y flores de las Filipinas. Se alza frente a un estanque surcado por cisnes. El Museo Reina Sofía organiza exposiciones en este edificio.

Al sur de los pabellones, en el Paseo de Uruguay, se encuentra la deliciosa Rosaleda elíptica, obra de Cecilio Rodríguez en 1915. Sus rosales proceden de famosos jardines de Europa, pero tuvo que rehacerse en la década de 1940 tras su destrucción durante la guerra civil.

La Real Fábrica de Porcelanas, construida por Carlos III en 1760, ocupaba esta parte del parque, pero tuvo que ser demolida debido a los daños sufridos durante la guerra de la Independencia, cuando el duque de Wellington la hizo servir de diana para la artillería con el objeto de acabar con la competencia que representaba para las piezas inglesas de Wedgwood. Algunas de sus piezas se exhiben en el Palacio Real y en el palacio de Aranjuez.

Los jardines de Cecilio Rodríguez, al este, llevan el nombre de quien tanto contribuyó a la jardinería del Retiro y del Parque del Oeste. En verano se celebran conciertos.

El amplio paseo del Duque de Lerma, de Fernán Núñez, parte en dirección norte a lo largo de los jardines: hacia el final hay un pequeño pabellón, a la derecha, en medio de un estanque, conocido como la Casita del Pescador, hoy centro de información. A sus espaldas queda la llamada Montaña Artificial, construida en la década de 1820 por Fernando VII. Un sistema de bombeo hace que el agua descienda como un riachuelo. Las ruinas cercanas son de una iglesia románica del siglo XIII traídas de Ávila.

Si regresa al estanque por el Paseo de Colombia llegará a la Casa de Vacas, a la derecha, un espacio para exposiciones que antes fue una vaquería.

Fotos de Parque de El Retiro

Visita Virtual de Parque de El Retiro


Visita 360º Parque de El Retiro

¿Quieres valorar y comentar sobre este lugar?