Castillo de Torremocha

    » Alcarria de Alcalá » Cuenca del Henares » Zona Noreste

     

Emplazamiento:
Situado a 878 metros de altitud, al borde del páramo, sobre un pequeño barranco que confluye al Norte con el Arroyo de Anchuelo. En la ladera oriental se extiende el caserío de la villa, y dentro de él, el castillo que no ocupa una posición estratégica, no teniendo un dominio amplio sino por la elevación de algunas de sus torres.

Accesos:
Hay dos formas de acceso desde Alcalá de Henares por la carretera de Pastrana, y desde la N-II, por los Santos de la Humosa. Una vez en el pueblo, una calle que sube a la derecha un poco antes de llegar a la plaza mayor, da acceso al castillo que se encuentra integrado dentro del casco urbano.

Situación legal:
El castillo está sometido a la protección genérica de 1949.

Estructuras:
La planta del recinto del castillo de la Torremocha es ovalada y con un sólo lado recto, el meridional. Los muros se articulan en planos para adaptarse al borde de la plataforma sobre la que se alzan. Los ángulos coinciden, en varios casos, con las torres de defensa. Mide, aproximadamente, 110 metros de Norte a Sur y 90 metros de Este a Oeste. Los lienzos ahora desmochados, debían ser algo más altos en los laterales oeste y norte, donde se produce un desnivel más acusado, que en los otros dos. Aún se elevan casí diez metros en algunos puntos de aquellos tramos. Su grosor mide, de promedio, 1,6m.

Datos Históricos:
El poblamiento en Santorcaz está documentado desde época prerromana hasta la Edad Media. El poblamiento islámico, tal vez bereber, está representado por los restos encontrados en el Llano de la Horca y la torrecilla o atalaya de la Cuesta.

Además del castillo existe un recinto amurallado del que se ve conservan siete torres de distinta factura por haberse construido en distintos momentos. Por otro lado cabe destacar la iglesia de san Torcuato fundada en el S.XIII, al parecer asociada a la fundación del castillo, y que está adosada al lienzo de la muralla y a una de sus torres.

Centrándose en el castillo, su fundación parece deberse a la orden del Temple en el siglo XIII. Durante los siglos XIV y XV el Arzobispado de Toledo mando reforzar las edificaciones y las defensas ante los distintos avatares históricos de ahí los diferentes tipos de aparejos que tienen las torres. Durante el gobierno del arzobispo Carrillo (1445-1482), el uso del castillo que hasta ese momento había sido residencia palaciega de arzobispos paso ha ser Carcel de Clerigos. Algunos de los insignes personajes que pasaron por sus estancias, fuueron el Cardenal Cisneros, la princesa de Evoli etc…

Texto extractado por Leonor Berzosa Blanco

Bibliografía:
Álvarez, R.: una bella fortaleza madrileña. El castillo del Real del Manzanares. Revista de Bibliotecas, Archivos y Museos, 27, 1930, pp.259-274

Asúa, M, de.: El castillo del Real de Manzanares. Arte Español, IV, t. II, 6, Mayo 1915, pp.272-284
Bordejé, Federico: Itinerarios de Castillos. Castillos de la provincia de Madrid. Boletín de la Asociación de amigos de los Castillos, 1, Abril— Junio 1953, pp.28-39

Fuente: Ayuntamiento de Santorcaz

Fotos de Castillo de Torremocha

Visita Virtual de Castillo de Torremocha


Visita 360º Castillo de Torremocha

¿Quieres valorar y comentar sobre este lugar?