Restos de Esculturas de la Antigua Basílica de Atocha

    » Camino de Santiago » Madrid Capital » Ruta de los Palacios y Monasterios » Ruta de los Puentes

Los restos de esculturas de la fachada de la antigua Real Basílica de Atocha.

La devoción a la Virgen de Atocha surge en Madrid en época medieval comienza su vinculación con la corona a partir de la fundación de un convento de dominicos en el año 1523. El arquitecto Francisco Gómez de Mora será el encargado de ampliar el antiguo templo y a su muerte, en 1610, su sobrino Juan Gómez de Mora, continuará el proyecto. A él se debe el diseño de la fachada, pensada como un telón de fondo, con un eje central potenciado por nichos, escudos y frontones de remate. Esta fachada de nuevo fue remodelada a finales del siglo XVII.

En 1903 se ordenó el derribo del viejo templo, integrado el espacio en el proyecto de Fernando Arbós de levantar una nueva basílica, que incluyera el Panteón de Hombres Ilustres y en esa antigua fachada se situaban las esculturas cuyos restos están colocados ahora en el jardín del Panteón de Hombres Ilustres.

La Virgen con el Niño

Obra en granito, presentaba a la Virgen en pie con el Niño en su regazo, envuelta en un gran manto de pliegues ampulosos. Se situaba en el último piso de la calle central de la fachada. Le falta la cabeza, el Niño y los brazos.

Santo Domingo

Obra también en granito, aparece aún más mutilada que la Virgen. Apenas se percibe la figura del santo, que en la antigua fachada aparecía en pie, la cabeza tonsurada, revestido con hábito y el cordón a la cintura, perfectamente visible en la actualidad. Se situaba en la calle central en el primer piso.

Fuente: Patrimonio Nacional

Fotos de Restos de Esculturas de la Antigua Basílica de Atocha

¿Quieres valorar y comentar sobre este lugar?